Inicio    Atrás      

 

ANEXO II: INFORME GEOLOGICO DE FORMENTERA: SUS DUNAS

 

 

 

1.      FUENTES

 

2.      ESTUDIO GEOLOGICO GENERAL

 

2.1.  TIPOS DE MATERIALES

2.2.  SITUACIÓN DE SUELOS.

DESLINDES

2.3.  TIPOS DE VEGETACIÓN.

2.4.  DUNAS Y CARACTERÍSTICAS.

2.5.  CONCLUSIONES

 

3.      OBSERVACIONES SOBRE LOS DESLINDES EN ZONAS DUNARES

Ing. De Camins

 Antonio Garau Mulet.

1993

 

 

 RESUMEN DEL INFORME GEOLÓGICO DE LA ISLA DE FORMENTERA

 

  1. FUENTES

 

Para la redacción de este necesario informe geológico tomamos como fuentes: primeramente “el estudio geológico de Formentera del Instituto Geológico y Minero de España” al cual pertenece el plano de colores que se adjunta. Se ha usado también el “Eco-Development of minor islands: Formentera (Balearic Islands, Spain) a study case” que formo parte de “Approaches comparatives des methodologies d’etude et d’expression des resultants de recherché relatifs aux systèmes micro-insulaires en Mediterranée et en Europe du Nord”. Hemos tenido en cuenta también “el Estudio integrado de la Isla de Formentera” del MOPT. También ha sido útil el estudio de las dunas costeras en Formentera de J.LG Courcières. Y por último agradecemos los consejos del especialista Andrés Muntaner que además de haber trabajado en los estudios antes reseñados también foro, tiempos ha, parte de mi equipo que estudió, entre otras cosas, el subsuelo de Formentera para llevar a cabo la planta potabilizadora de GESA (NI) hoy existente.

 

  1. ESTUDIO GEOLOGICO GENERAL.

El origen geológico de la isla de Formentera está íntimamente ligado al de Ibiza y en general al de todas las Baleares, aunque el inicio de sus insularidad, es decir, de la elevación de los materiales que la forman por encima del nivel del mar sea mucho más reciente.

Hasta la época Micénica, y en concreto hasta el período Tortoniense, el mar cubría todo el dominio de Formentera. Los acantilados del Este y Oeste de la Isla están constituidos por calcáreas blancas, parecidas a las del Tortoniense de Ibiza. Estas calcáreas en el Mioceno Superior se encontraban formando una losa continua que unía Ibiza con las masas bajas que posteriormente constituirían Formentera. En ese momento las Baleares debían encontrarse unidas entre ellas y por la Península Ibérica.

El mar del Tethys, que hasta entonces cubría Formentera en su totalidad, se fue convirtiendo en un mar totalmente cerrado debido a la soldadura de África y Europa por sus dos extremos. El nivel marino de base bajo hasta la desecación total, testimonio de la cual son los depósitos de rocas salinas del Messiniense, que se encuentran en estas cuencas y que, en algunos puntos, alcanzan un grosos de varios kmts.

En el Mioceno Superior se produjeron movimientos verticales de la corteza terrestre, que continuaron durante el Plioceno y el Cuaternario, y que dieron lugar a la aparición de rocas calcáreas tortonienses en la base de los relieves. En el caso de Formentera este tipo de roca aparece constituyendo los acantilados de la Mola, Cap de Barbaria y Punta Prima. En Formentera los depósitos cuaternarios son muy abundantes. La casi totalidad de la Isla está recubierta por placas de marés del cuaternario y por costas calcáreas que recubren las calizas tortonienses subyacentes que, como antes decíamos, suelen aparecer en los escarpados acantilados de las zonas más elevadas de la isla. También proceden de esta época los limos rojizos más o menos calcificados, con guijarros angulosos, y los limos arenosos que podemos observar en muchos frentes de la isla, así como las dunas que se encuentran en algunas partes de la misma.

La evolución morfo-genética de Formentera ha seguido durante el cuaternario una serie de etapas habiéndose adquirido los contornos actuales, al menos en lo esencial a partir del Tirreniense I después  de haberse rellenado las depresiones con limos rojos, limos loésicos y costras calcáreas.

Conviene citar la subida reciente de algunos sectores que supuso la rotura de los acantilados y la sobre-excavación de los torrentes actuales que quedan de este modo mucho más encajonados. Fruto de estos movimientos ha sido el alzamiento en un centenar de metros del promontorio de la Mola.

Las plataformas situadas en los extremos de la Isla (La Mola y el Cap de Barbaria) están unidas por una estrecha franja y a modo de istmo de unión de 1.5kmts de anchura y de 5 kmts de longitud, con un recorrido en sentido Este-Oeste. A ambos lados de dicho istmo se encuentran las dos mayores playas de la isla, la de Tramontana al Norte y la de Migjorn al Sur. La primera no es una playa propiamente dicha, ya que apenas tiene zonas de arena propiamente dichas, y toda su extensión es rocosa, aunque baja. La playa de Migjorn por el contrario, es en su totalidad arenosa, presentadnos unos sistemas de dunas litorales de alto interés ecológico y de gran desarrollo hacia el interior en algunos puntos, si bien muchas de ellas están fijadas por la vegetación.

Otro punto interesante es la península de Es Trucadors que, forma a cada uno de sus dos lados extensas playas, la de Ses Illetes al Oeste, con importantes formaciones dunares fijas o móviles en sus proximidades y la playa de Llevant al Este. Ambas son zonas arenosas, de aguas poco profundas y transparentes.

Entre la playa de Tramontana y de Llevant se encuentran las zonas de Es Pujols y de Punta Prima. La primera forma una pequeña bahía, en la que se sitúa el principal núcleo turístico de la isla. En la zona de Punta Prima aparecen afloramientos rocosos de calizas tortonienses como los que forman los promontorios de la Mola y el Cap de Barbaria.

 

2.1  Tipos de Materiales.

Formentera es una isla de gran sencillez estratigráfica y petrográfica, con una marcada horizontalidad de relieve, que únicamente presenta formaciones sedimentarias miocénicas postorogénicas y materiales cuaternarios. Básicamente podemos ver en la isla los dos tipos de materiales, los micénicos y los cuaternarios.

El sustrato entero de la isla se encuentra formado por terrenos miocénicos que en la parte oriental, la más elevada de la isla, alcanzan hasta 120 m. de espesor. Se trata de calcarenitas blancas tortonienses en las que el cemento está constituido por la calcita cristalizada que une granos de cuarzo junto a elementos rodados de origen calcáreo.

Estos materiales se aprecian en los acantilados  que se extienden por la costa de la Mola, del Cap de Barbaria, y de Punta Prima. Son afloramiento s de estas calcarenitas tortonienses que formaban una plataforma continua entre Ibiza  y Formentera durante el Mioceno superior.

En el resto de la isla estas capas terciarias están ampliamente recubierta por bancos cuaternarios de considerable potencia en determinadas zonas. Entre los materiales cuaternarios que podemos apreciar en Formentera encontramos limos arenosos, limos más o menos calcificados con piedras angulosas, costra calcárea “marés” y dunas.

 

2.2. Clasificación y situación de los suelos según el mapa del Instituto Geológico y Minero. Su relación con los deslindes.

Siguiendo la notación del plano geológico que adjuntamos y a la vista del mismo se clasifican los terrenos así: Cuaternarios (Q), Tortoniense (M), Jurásico (J y L).

 

Qlc- Limos más o menos calcificados con cantos angulosos de calizas tortonienese situados principalmente en los promontorios de la zona central. Son tierras cultivables.

Ql- Limos generalmente con gran porcentaje de arena con color variable desde el rojo oscuro al amarillo claro y han dado lugar a los actuales suelos de labor. Situados preferentemente en la parte ancha occidental de la isla.

Qc- Corteza caliza que forma importantes placas sobre todo por encima de los acantilados. Esta costa calcárea llamada “pedra morta” (piedra muerta) tiene color ocre más o menos claro o blanco y contiene pequeños y escasos cuarzos detríticos. Su situación es muy diversa y en el mapa geológico se puede observar ya en la Punta de Es Trucador ya en la misma Mola.

Qm- Los depósitos de “marés” corresponden a dunas fósiles. Y está constituido por gramos calcáreos de pequeño tamaño aglutinados o cementados entre ellos y contiene micro-organismos marinos sobre todo algas y foraminíferos.

Suele formar placas sobretodo en las zonas planas y su color es variable pudiendo ser blanco, blanco amarillento, amarillo-naranja, rosa, gris claro o marrón claro. Se trata de una piedra excelente para la construcción. En Formentera el “marés” aparece en las zonas de Punta Pedrera, en algunos puntos del interior y en las zonas de Tramontana y Migjorn.

k.o.- Las dunas tienen dos zonas diferenciadas. Primeramente encontramos las formaciones dunares más importantes cerca de la Sabina, en el cordón aunar litoral que separa el mar del Estany Pudent continuando por la zona de Ses Illetes. La playa de Migjorn es la otra zona de desarrollo dunar llegando a la zona de Es Caló a unirse con la playa de Tramontana.

M3- Las calizas organógenas del tortoniense están cortadas por abruptos acantilados y limitan así los promontorios Este-Oeste de la isla de Formentera. Tienen color blanco amarillento.

 

J,8,7- Las calizas compactas en losas del Kimmeridgiense.

J,6,5- así las nodulosas azules y falsas brechas rojas.

L- del Oxfordiense superior y Dolominas o calizas dolomíticas del Lias son terrenos del jurásico sin ningún interés para el asunto que nos concierne.

 

Un breve comentario nos sitúa ya a considerar para los deslindes de playas solo a aquellas zonas que aparecen reseñadas con la notación Qd en el plano y estudio que adjuntamos, bien entendido que la existencia de Qd no indica ni mucho menos que deba incluirse en el deslinde de playa pues una duna para ser incluida en el mismo debe ser móvil y en evolución lo que conlleva prácticamente la falta  de vegetación. Es cierto también, a pesar de lo dicho, que puede existir algún rincón de material suelto que sin ser Qd pueda ser considerado como una pequeña playa por no tener vegetación.

Es importante por tanto estudiar la vegetación de la isla para eliminar aquellas dunas que sean fijas.

 

2.3. Tipos de Vegetación.

 

Hasta 1.974 no fue estudiada seriamente la flora de Formentera creyéndose hasta entonces muy pobre en especies pero los estudias llevados a cabo en 1.988 por Llorens demostraron la existencia de más de 500 especies distintas si bien la mayor parte de ellas tienen ningún interés para nuestro asunto.

Todos los estudios que hemos reseñado consideran como básica para Formentera la distribución de las principales comunidades vegetales que se observan en la figura que reproducimos y que también está recogida en el Estudio del MOPT antes mencionado.

 

Un tipo de vegetación muy singular es el romeral (que no hemos visto en ninguna otra isla del archipiélago) que ocupa todo el Pla del Rei en el Cap de Barbaria. Se trata de una vegetación en el suelo casi desnudo totalmente dominada por el romero (Rosmarinus officinallis). Propio también de la gran aridez es el tomillar con dominio muy acentuado del tomillo (Thimus Vulgaris).

Como típica vegetación dunar origen de duna jija en la zona más próxima al mar está la Amophila arenaria como ocurre fundamentalmente en la playa de Migjorn, de los alrededores, del Estany Pudent y del Estany del peix. A continuación puede encontrarse el arbusto denominado mata o (pistacia lentiscos) que ya deben figura dentro de las dunas fijas.

Fuera ya de la vegetación dunar se distingue perfectamente el Pinus halepensis con sotobosque así como las sabinas conocidas como juníperus phoenicia y juníperus thurífera.

Por último, puede verse en la figura que hemos reproducido que una gran parte de Formentera está ocupada por cultivos principalmente de cereales en rotación con barbecho y leguminosas a veces acompañadas por higueras y almendros de baja densidad. En la Mola, cerca de la Sabina y en algunas dunas interiores próximas a Cala Saona se encuentran viñas.

 

2.4. Dunas, definición, características, evolución, inmovilización, estabilización

 

Duna es una colina de arena movediza que en los desiertos y playas empuja el viento. La duna así definida es la viva o en evolución. Duna fija es aquellas que ha perdido su movilidad por la vegetación.

Sus características cuando es viva en evolución su movimiento de avance, su forma de pendiente suave a barlovento y abrupta más a sotavento y su aridez.

¿Cómo se pierde la inestabilidad dunar y se pasa a la duna fija?

Se consigue con una vegetación de tenaces plantas, gramíneas, umbelíferas y eufoliáceas (ej. Amophila arenaria).

Esta inmovilización primaria originaria causada por las semillas traídas por el viento solo es posible cuando la duna está sobrealimentada en su ir y venir de arena pues en caso contrario taparía las pequeñas plantas impidiendo su crecimiento progresivo. Por tanto, la estabilización empieza porque es suficiente para la alimentación de la play, la duna viva o playa que quede sin estabilizar. En estas condiciones y bajo climas adecuados (no en el Sahara) como en Formentera estas especies dan lugar al llamado montebajo.

Con estas especies la inmovilización ya está conseguida y fruto de la misma es el crecimiento en ella de especies arbustivas o arbóreas que ya señalamos (pistacia, lenticus=mata, juníperus phoenicia=sabina, pinus halepensis=pino).

Se aporta después el humus y deyecciones animales que contribuyen a la acción de bacterias y hongos, pudiendo llegar, como sucede en Formentera a ser terrenos cultivables.

La estabilización definitiva- la arbórea- pudo ser consecuencia de la contribución del hombre, una vez conseguida la primaria de manera natural empleando para ello sabiamente árboles de lento crecimiento –sabinas- que podía haber tenido lugar en el siglo XV.

Como conclusiones a tener en cuenta conviene recalcar que las dunas vivas, son estructuras inestables, y su transformación en el suelo fijo se logra por la inmovilización primaria al ser innecesarias para la alimentación de la playa y por métodos físicos y químicos de enriquecimiento. Edafológico. Después ya no les es aplicable el calificativo de arenas sueltas ni de dunas vivas o en evolución.

 

2.5 CONCLUSIONES:

1. Los terrenos no calificados como Qd no son deslindables como playa con dunas, excepto pequeños rincones de materiales sueltos.

2. Los Qd que están estabilizados por vegetación (incluso primaria) deben ser excluidos excepto en el tramo necesario para la estabilización de la playa dado por la fórmula X=H: Tg 30.

3. Los terrenos restantes que se incluyan como playas deben cumplir las demás disposiciones de las Ley y Reglamento de Costas amén de la Sentencia Del Tribunal Constitucional al enjuiciar dicha Ley.

 

3. OBSERVACIONES IMPORTANTES PARA LLEVAR A CABO LOS DESLINDES DE LA ZONA Qd.

 

1ª. Pueden encontrarse tramos rocosos que deben ser deslindados como tales.

2ª. Sucede en esta zona (de Qd) que existen rocas calcáreas o de marés más o menos extensas que pueden confundirse en la foto aérea con arena y que hay que distinguir de la misma a la hora de realizar el deslinde.

3ª. En la Zona Norte es muy corriente que estas costras rocosas estén recubiertas de arena en las zonas interiores pero sino lo están en la costa no constituyen playa.

4ª. En los planos aéreos la vegetación primaria que indica el origen de las dunas fijas puede ser localizada observándose pequeños puntos negros, oscuros o incluso un tono amarillo o algo más oscuro que el de la arena.

5ª. La vegetación arbustiva y arbórea propia de dunas ya fijadas tiempo ah, puede observarse en la foto aérea ya como vegetación arbustiva ó arbórea aislada en su parte más cercana al mar ya como grandes manchas negras que forman zonas boscosas y que naturalmente hay que olvidar para incluir en el deslinde.

6ª. No olvidar, por último, como ya decimos en otro lugar hay que deslindar las playas que pueden incluir dunas, pero no dunas sin playa, de acuerdo con la S.T.C que obliga a las playas a tener un sentido coloquial, de acuerdo con la conciencia social y sin valor léxico.